16-04-2020/ El impuesto a las grandes fortunas podría recaudar 3800 millones de dólares

Los 3800 millones de dólares se alcanzarían cobrándole solo a las 15 mil personas que concentran las mayores riquezas declaradas del país, los tramos más altos entre los que pagan Bienes Personales.

Del total de la riqueza declarada por residentes, el 40 por ciento se encontraba fuera de la Argentina en 2017. 

Del total de la riqueza declarada por residentes, el 40 por ciento se encontraba fuera de la Argentina en 2017.  

Un impuesto extraordinario a las 15.000 personas más ricas del país le permitiría al gobierno recaudar hasta 3800 millones de dólares, según detalla un informe elaborado por la consultora Proyecto Económico en base a las declaraciones juradas de Bienes Personales.

El documento explora tres alternativas, aunque siempre sobre el mismo universo de contribuyentes. La opción más conservadora consistiría en aplicar un impuesto de 1 por ciento sobre esas grandes fortunas, lo que permitiría recaudar 800 millones de dólares. La segunda alternativa consistiría en elevar a 2 por ciento el gravamen para las fortunas declaradas en el exterior. De ese modo, el aporte se elevaría a unos 1435 millones de dólares. “Este esquema presenta ventajas en relación con el anterior, ya que sería
consistente con el objetivo de desalentar la fuga de capitales fuera del país”, destaca el documento “Coronavirus: ¿quien paga la crisis?”, elaborado por la consultora que dirige la diputada nacional del Frente de Todos, Fernanda Vallejos.

Por último, en caso de aplicar 1 punto porcentual adicional para los bienes en el país y, al mismo tiempo, duplicar las alícuotas para cada tramo en el caso de los bienes exteriorizados, el Estado Nacional podría elevar esa recaudación hasta 3800 millones de dólares.

Ese dinero podría servir para constituir un fondo federal de emergencia que duplique la asistencia prevista para las provincias. Y aún implementando un fondo federal como el sugerido, el Estado Nacional seguiría disponiendo de unos 135.000 millones para otras políticas redistributivas instrumentadas directamente desde la administración central.

El cálculo de la recaudación potencial del impuesto fue realizado sobre las declaraciones de Bienes Personales para 2017, último dato disponible. Las presentaciones fueron por entonces 1.040.258. Los que manifestaban tenencia de riqueza en la Argentina eran 1.033.308, que acumulaban un total de 3.763.144 millones de pesos (casi 4 billones de pesos) mientras que 107.047 reconocían tenencia de bienes en el exterior, por un total de 1.475.560 millones de pesos (casi 1 billón y medio), un monto cercano a los 80.000 millones de dólares al tipo de cambio de 2017.

Según la estructura que surge de los datos de AFIP, del total de la riqueza declarada por residentes, el 40 por ciento se encontraba fuera de la Argentina. Entre los que tienen bienes en el exterior, el 5,5 por ciento concentraba el 60,4 por ciento de los activos externos declarados, mientras que, entre las declaraciones de bienes en el país, en el tramo superior sólo un 0,6 por ciento concentraba el 10,7 por ciento de la riqueza declarada en territorio argentino.

Por su parte, al 31 de diciembre de 2017, según datos del Indec, los argentinos mantenían activos en el exterior por 334.839 millones de dólares. “De la diferencia entre el stock de activos en el exterior y lo declarado ante AFIP, surge que el 70 por ciento de los activos externos contabilizados por el Indec no habían sido reconocidos ante la administración fiscal argentina. Los argentinos no habían declarado ni una tercera parte de su riqueza en el exterior”, subraya el informe elaborado por Horacio Rovelli, Federico Vaccarezza y Ricardo Rotsztein.

El texto remarca luego que para fines de 2019 los residentes argentinos habían incrementado sus activos en el exterior un 19,3 por ciento en relación con 2017, alcanzando los 399.550 millones de dólares. Ese total representa un 47 por ciento más que el registrado al final de 2015. Durante el periodo 2015-2019, Indec arrojó oficialmente una acumulación de dólares fuera del país de 99.074 millones, más del doble que lo registrado durante, al menos, cada uno de los dos períodos de gobierno anteriores (2008-2015)

Descontando lo que pertenece al Banco Central, al Gobierno general y a tenencias de bancos comerciales, el 84 por ciento de los activos argentinos en el exterior en 2019 correspondía a sociedades no financieras y hogares que poseían un stock de 335.622 millones de dólares, equivalente al 75 por ciento del PIB.

Al comparar los datos suministrados por el Indec y las declaraciones de AFIP sobre la riqueza exteriorizada de 2017 y las proyecciones para 2019, el informe concluye que
existen no menos de 235.000 millones de dólares en el exterior que no se encuentran
declarados en el país. ”Si tomamos las alícuotas vigentes del impuesto a los bienes personales situados en el exterior y las aplicamos a la estimación del stock de bienes no declarados para fines de 2019, debemos concluir que el Estado argentino se estaría perdiendo de recaudar cerca de 1.200 millones de dólares del impuesto sobre los bienes personales”, remarca el informe, que luego se concentra en el segmento de las mayores fortunas declaradas para proponer un impuesto excepcional destinado a sobrellevar el difícil momento que atraviesa el país.

página12